jueves, 18 de diciembre de 2008

Propuesta de Manifiesto

César Brito, desde Salamanca, propone este texto como primer borrador para el 'Manifiesto por la dignidad de los trabajadores de los medios', que haremos llegar lo más alto posible.

PROPUESTA DE PUNTOS PARA UN HIPOTÉTICO MANIFIESTO POR LA DIGNIDAD DE LOS PERIODISTAS

¿Cuántas veces has tenido que aguantar las caras de circunstancias, de desconfianza o incluso de temor de desconocidos al “confesar” que te dedicas al periodismo? Lamentablemente, la opinión pública mete en el mismo saco a los buenos periodistas, los periodistas “del montón” y los pseudo personajes públicos o periodistas estrella de la prensa del corazón. No todos los periodistas trabajamos en “Dónde estás corazón” ni somos vulgares carroñeros

1º Defendemos la dignidad de la concepción y el ejercicio de la profesión. El periodismo es mucho más que exclusivas a cualquier precio o la información ofrecida de cualquier manera sólo por la necesidad de “ser los primeros”

¿De verdad somos conscientes de lo trascendente e importante que es nuestra profesión? ¿O sólo nos preocupamos por nuestra estabilidad laboral, o lo que es peor, por cosas menos importantes?

2º Manifestamos nuestro convencimiento de que la profesión periodística tiene trascendencia. Un periodismo de calidad es condición indispensable para el mantenimiento de una sociedad de calidad y para la buena salud de la democracia. Sin la existencia de un buen periodismo no es posible una sociedad informada y crítica y, con ello, un sistema democrático y político eficiente.

3º Los firmantes de este manifiesto abogan por su condición de personas con capacidad de raciocinio y crítica propia, más allá de las opiniones o situaciones condicionadas de sus superiores o de las empresas y grupos que sostienen económicamente a los medios para los que trabajan.

4º Tenemos derecho a tener una opinión distinta a la de nuestros superiores y también tenemos derecho a argumentar y defender nuestro trabajo frente a terceras personas en desacuerdo, sin que por ello debamos temer que nuestro puesto de trabajo corra peligro

5º Ser periodista es mucho más que “salir por la tele, la radio” o “ser famosete”. El periodismo va más allá de la notoriedad o el engrandecimiento propios y, quienes firmamos el presente manifiesto, rechazamos la figura del “periodista estrella” y abogamos por un ejercicio de la profesión más anónimo y responsable

¿Cuántas veces te has sentido una “máquina” que no hace más que “rendir” en el puesto de trabajo, hasta llegar al punto que yo denomino “estado zombie”, sin estar del todo seguro de lo que estás haciendo y, sobre todo, para qué y por qué?

5º Creemos firmemente en un periodismo de calidad, con independencia del soporte o medio que se utilice, basado en la reflexión y el trabajo bien hecho. Por ello, rechazamos que se nos trate como “autómatas”, que permanecen en su puesto de trabajo durante doce o catorce horas, con el único objetivo de rellenar páginas o minutos de emisión, de manera mecánica y deshumanizada, sin prestar atención al contenido de las informaciones y de la importancia y trascendencia que éstas puedan tener.

6º Un contrato laboral no es una patente de corso para trabajar en condiciones de semi esclavitud. Por ello, defendemos nuestro derecho a que se respeten los horarios de trabajo convenidos y a que se nos trate como a personas y no como a máquinas, que deben aguantar “lo que les echen” para mantener un puesto de trabajo.

7º Defendemos nuestro derecho a negarnos a que una información lleve nuestra firma o se asocie a nuestro nombre, y por tanto a su autoría, si ésta ha sufrido cambios o “retoques” sustanciales que la priven por completo de su sentido original y, sobre todo, si no estamos del todo seguros o en sintonía con las razones que han motivado ese cambio.

8º Aunque creemos que un periodista auténtico lo es las veinticuatro horas del día, esto no debe significar que ejerzamos nuestra profesión de manera ininterrumpida. Por ello, defendemos nuestro derecho a “desconectar” de nuestros trabajos durante nuestros períodos de descanso, por muchas urgencias y “cambios de última hora antes del cierre” que existan.

¿Sabemos realmente de dónde viene nuestra profesión y lo que ha costado llegar hasta este punto? ¿Somos conscientes del privilegio de nuestra posición y de la responsabilidad que conlleva?

8º Defendemos el periodismo en su concepción original de herramienta libre para expresar opiniones y hechos ciertos, verificables y constatables. Sabemos de lo privilegiado de nuestra posición profesional y, por ello, amamos y respetamos el periodismo, no en su concepción romántica y trasnochada de “reportero intrépido”, sino el de “profesional preparado, consciente y responsable”, integrante de un pilar básico para nuestra sociedad

9º Defendemos un movimiento de la “buena prensa”, de los que ya han existido muestras en el pasado, que fomente la calidad moral y material de nuestro trabajo y de nosotros mismos como profesionales, alejándonos de intereses políticos y económicos, representados en personas e instituciones que nos son del todo ajenas y que consideramos que no hacen sino desgastar y denostar al buen periodismo

10º Hacemos extensible esa necesidad al ámbito de los medios y la prensa digital, así como los blogs y otras nuevas formas de expresión, donde cualquiera puede auto denominarse periodista, sin serlo, dañando gravemente la imagen pública y la esencia de esta profesión.

La crisis no puede ser una excusa para sanear las plantillas. Sin periodistas no es posible que exista el periodismo

11º La actual situación socio económica no puede ser una excusa de las grandes empresas mediáticas para “sanear” sus plantillas. Defendemos nuestro puesto de trabajo, primero como la forma de ganarnos la vida y, segundo, como condición indispensable para que la profesión se apoye en cimientos sólidos. La profesión periodística, si es que se respeta, no puede basarse en el trabajo del “eterno becario” ni puede remitir constantemente a conceptos como precariedad, temporalidad e inestabilidad

11 comentarios:

  1. Sin duda, un interesante punto de partida para empezar a trabajar. Creo que recoge la mayor parte de los principios y las reivindicaciones básicas que debemos formular en defensa de nuestra profesión.

    ResponderEliminar
  2. "Manifestamos nuestro convencimiento de que la profesión periodística tiene trascendencia. Un periodismo de calidad es condición indispensable para el mantenimiento de una sociedad de calidad y para la buena salud de la democracia. Sin la existencia de un buen periodismo no es posible una sociedad informada y crítica y, con ello, un sistema democrático y político eficiente."
    El día que no haya periodistas nos morimos de hambre, seguro.... ¬¬

    ResponderEliminar
  3. los blogs y el periodismo ciudadano no dañan al periodismo, lo complementan por otra parte. como no empecemos entendiendo esto, muy mal vamos a ir.

    un saludo.

    ResponderEliminar
  4. 7º Defendemos nuestro derecho a negarnos a que una información lleve nuestra firma o se asocie a nuestro nombre, y por tanto a su autoría, si ésta ha sufrido cambios o “retoques” sustanciales que la priven por completo de su sentido original y, sobre todo, si no estamos del todo seguros o en sintonía con las razones que han motivado ese cambio.

    esto YA ES una derecho de todo periodista

    ResponderEliminar
  5. 10º Hacemos extensible esa necesidad al ámbito de los medios y la prensa digital, así como los blogs y otras nuevas formas de expresión, donde cualquiera puede auto denominarse periodista, sin serlo, dañando gravemente la imagen pública y la esencia de esta profesión.


    Como comentaban antes, los blogs y el periodismo ciudadano no dañan al periodismo sino que lo complementan. que cualquiera pueda explicar su punto de vista no quiere decir que se auto denominen periodistas. Como decían, si no entiendes esto, vas mal. El futuro es Internet, empieza a entender esto. Quien crea que es una amenaza que empiece a hacer la maleta.

    ResponderEliminar
  6. Sobre lo escrito por el administrador: "Muchos responsables de medios de comunicación iniciaron hace tres años procesos de crecimiento insostenible de sus medios, dilapidando verdaderas fortunas hechas en años anteriores: crecimientos vía Internet, compra de otros medios de comunicación, etc., y no fueron capaces de prever que la situación que se avecinaba era dramática a más no poder." Lo mismo que antes: ¿crecimiento vía Internet es un error? ....

    ResponderEliminar
  7. Muy bien, muy bonito, muy clarividente, muy de acuerdo, pero... Una vez visualizado el problema, a currar para solventarlo, que herramientas hay, y algunos, hasta lo intentamos. Algunos solos frente al peligro, otros en organizaciones creadas para tal fin (sindicatos o secciones en sindicatos), y otros hasta crean nuevos. Así que hala, a currar y menos queja internaútica (de café, decíamos antes). Ánimo.

    salu2

    jairo (pasakleber@hotmail.com)

    ResponderEliminar
  8. Apoyo la mocion del luchador Jairo e incluyo un matiz (lo digo por lo que leo en anteriores comentarios) podemos dejar aparcado a un lado ese permanente sentido critico y convertirlo en autocrítico para de una vez por todas luchemos JUNTOS por dignificar nuestra profesion, sea escribiendo en un periodico nacional, en un confidencial o en la radio del pueblo?
    Silvia

    ResponderEliminar
  9. José Luis Hernández26 de diciembre de 2008, 8:52

    Cesar se te ha olvidado un punto en el que se refleje la "dignidad salarial" de los periodistas, ya que pese a ser titulados superiores en muchos casos (licenciados etc, etc, etc)los sueldos rozan el salario mínimo interprofesional (cuando en algún medio se ponen a hablar de los mileuristas me da por mirar su convenio colectivo que está en el BOE y se ve como los sueldos de redactores no superan los 1.000 euros netos en muchas ocasiones)

    Por cierto.... quien iba a ser sino el Brito el que hiciera el borrador... XD.

    José Luis Hernández

    ResponderEliminar
  10. Felicitaciones estimados colegas, este manifiesto resume el por qué y el para qué de nuestra profesión.
    En Argentina también están un poco trastocadas las cosas...Antes un periodista eran un gran trabajador anónimo del periodismo y no por eso un profesional de menor excelencia. No incluyo en esta apreciación, obviamente, a los periodistas de los noticiarios televisados ya que es imposible que se mantengan en el anonimato.Pero hoy por hoy, uno puede escuchar el rumor en los pasillos de las universidades, que los alumnos van en busca de la fama...Es preocupante esa es la visión que tienen de nuestro labor.

    ResponderEliminar
  11. POr favor, acordaros también de los que trabajamos en medios de comuicación pero somos autónomos. En las redacciones, nuestros compañeros está con salarios muy dignos, lilbranzas, etc... mientras las corresponsalías tenemos que pagarnos la seguridad social, la gasolina, el teléfono y encima nuetsros sueldos no llegan a los 1.000 euros. Este mes yo palmo, es decir me cuesta dinero trabajar. Un saludo a todos. Jairo, eres Jairo de Logroño???

    ResponderEliminar